Bioblockart

Ladrillo elaborado con cartón reciclado para construcción de techos. Económico y ligero.

En busca de una alternativa al ladrillo convencional, que sea económica, liviana, sostenible y que contribuya al cuidado del medio ambiente, Flor, Tania, Jean Pierre y Danilo, alumnos del octavo ciclo de Ingeniería Civil de la Universidad Continental, crearon el primer ladrillo fabricado en base a cartón reciclado: Bioblockart.

Se trata de un ladrillo para la construcción de techos, 20% más liviano que un ladrillo convencional. Así, por cada 100 metros cuadrados construidos, son cinco toneladas menos de peso comparado con el ladrillo convencional. Además, es 25% más económico.

Frente a un incendio, Bioblockart no es inflamable, pues soporta hasta 450 grados de temperatura. Cada unidad resiste un peso aproximado de 750 kilos. Además, no utiliza horno en su fabricación, por lo que no produce emisión de dióxido de carbono, lo cual es exigido por el nuevo enfoque verde de la construcción.